You are here

CON DUARTE BAJO LA VIOLENCIA…CONTIGO AUMENTO LE DICEN A CORRAL

El director de Seguridad Ciudadana de Nezahualcóyotl, Jorge Amador, cuestionó al gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, sobre el alza de homicidios en su administración y le indicó que, más allá de los señalamientos de corrupción en su contra, el ex mandatario César Duarte Jáquez logró contener la violencia en la entidad.

El mandatario chihuahuense participó en el Seminario sobre Violencia y Paz organizado por el Colegio de México (Colmex), con una ponencia titulada “La seguridad en Chihuahua”, en el que destacó que durante el sexeno pasado se simularon cifras sobre la violencia en la entidad y se mantuvieron pactos con el crimen organizado.

Además, refirió que a su llegada al gobierno en octubre del 2016 se dispararon los homicidio, alcanzando 216 tan solo en ese mes, como una represalia de los grupos delictivos en contra de su administración por negarse a pactar con ellos.

Incluso dijo que este fenómeno se ha repetido a nivel federal con el nuevo gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que ha tenido que hacer frente a un incremento de la violencia homicida en todo el país.

“Me dieron una sacudida en términos de la incidencia delictiva y la violencia de los asesinatos. Ese mes yo supe lo que era perder el sueño. Fueron 216 ejecutados en octubre”.

Sin embargo, el funcionario mexiquense reparó que, aunque siempre se hace referencia a sus actos de corrupción, poco se habla de cómo Duarte Jáquez logró contener la ola de violencia que se vivió entre 2010 y 2011 e incluso mantuvo una tendencia a la baja que se acabó con el inicio del gobierno del panista Corral.

“Destaca mucho de que la incidencia delictiva vino bajando, que el sexenio de Duarte, a reversa de la fama de corrupción y cosa por el estilo, fue muy eficaz en término de la reducción de la incidencia delictiva de todos los delitos incluyendo el homicidio y que de alguna manera el punto de inflexión donde se logra el mínimo es en el último años de Duarte, en el 15 y de ahí para adelante el alza”.

También preguntó al gobernador chihuahuense si ese “castigo” podría deberse a que su administración se rompió con alguna estructura que prevaleció durante el sexenio de Duarte en la existió corrupción política y pactos con la delincuencia organizada.

Por ello reparó que es importante tomar alguna otra acción o estructuración, porque, a diferencia del presidente López Obrador que tiene seis meses, la represalia contra el gobierno de Chihuahua ya ha durado dos años y medio.

En su respuesta, el jefe del ejecutivo en Chihuahua sólo señaló que han sido muchos los factores que influyeron en el incremento de la violencia homicida en la entidad, entre ellos la reducción del presupuesto federal para la seguridad de los municipios, así como del número de elementos federales desplegados en el estado.

Related posts

DEJENOS SU COMENTARIO