Un grupo de seguidores del Aristeo Baca se manifestaron a las puertas del Cereso estatal para exigir se dé cumplimiento a la orden del juez de poner en arresto domiciliario al sacerdote acusado de violar a una niña de once años de edad.
«Respeto al debido proceso / Aristeo Baca creemos y oramos por ti / Respeto a la presunción de inocencia», eran algunos de los textos exhibidos por los fieles católicos en respaldo al cura.
En la exigencia participaron alrededeor de 50 personas, la mayoría mujeres, quienes dijeron confiar en la inocencia del padre de la iglesia Santa María de la Montaña.