LA CONEJA YA SABE QUE LO VAN A CONDENAR…ORDEN DE CORRAL

Chihuahua— La defensa de Alejandro Gutiérrez, exsecretario general adjunto del CEN del PRI, anticipó una sentencia condenatoria en la audiencia que se llevará a cabo esta mañana en Chihuahua por el juicio de un presunto peculado de 1.7 millones de pesos.
En un comunicado, el abogado Antonio Collado Mocelo señaló lo anterior porque sostuvo que el tribunal de enjuiciamiento fue constituido a modo y en su opinión se trata de un asunto «político» para inculpar a su cliente de un delito que no cometió.
«Esta defensa no avizora una audiencia en que el debate se desarrolle en igualdad de condiciones. Por el contrario, observamos la instauración de un tribunal de enjuiciamiento conformado de manera especial para conocer de este asunto en particular», indicó.
«Tenemos claro el panorama que nos espera: la emisión de una sentencia condenatoria. Una sentencia injusta y soportada en el desahogo de pruebas obtenidas en contravención a las normas procesales (ilegal), y más grave aún con violación a los derechos humanos de mi defendido».
La audiencia en la que se dictará sentencia inició este viernes a las 10:00 horas en Chihuahua.
Se trata de un caso de peculado por los contratos de 904 mil 579 pesos y 835 mil 420 pesos que el Gobierno de César Duarte asignó a Jet Combustibles y Promotora de Señalamiento Integral, respectivamente, empresas relacionadas con Gutiérrez que supuestamente cobraron sin brindar los servicios de transporte de personal.
De momento, este caso es el único vigente contra Gutiérrez, ya que el año pasado la PGR, hoy Fiscalía General de la República, retiró la imputación de desvíos por 250 millones de pesos al PRI para las campañas de 2016. Sobre este expediente, están pendientes las resoluciones de unos amparos del Gobierno de Chihuahua.
Collado indicó que, pese a ser sistemática la injusticia de los jueces locales, la defensa va preparada para evidenciar todas las inconsistencias de una investigación sesgada y enfocada a conseguir datos de prueba que hagan medianamente creíble la versión de la Fiscalía.
Estas pruebas, agregó, no debieron llegar a la etapa de juicio y, sin embargo, fueron admitidas sin filtro alguno en etapas previas. Sin ellas, no existiría la audiencia que inició este viernes.
«Entendemos que estamos ante un tema político cuando, como en el caso, los asuntos jurídicos quedan reducidos a segundo o ulterior plano. Es decir, cuando no se busca el esclarecimiento de los hechos, sino la instauración de un proceso penal que culmine en la emisión de una resolución que declare culpable a Alejandro Gutiérrez de un delito que no cometió», afirmó.
Según Collado, la evidencia de que este asunto no es jurídico es el hecho de que el Gobernador Javier Corral rechazó aceptar un acuerdo reparatorio en el que Gutiérrez ofreció pagar los daños ocasionados por los 1.7 millones de la imputación, pero sin aceptar culpa alguna, una vía alternativa que hubiese terminado con el procedimiento.
«Sin embargo, confiamos en que las instancias Federales que analicen la situación de mi representado adviertan las innumerables violaciones a los derechos humanos de que ha sido objeto y garanticen las prerrogativas humanas con las que toda persona sometida a proceso cuenta, lo cual, sin duda, derivara en la declaración de inocencia del mismo», finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *