You are here

REFUERZAN SEGURIDAD A CUERPOS DE RESCATE Y CRUZ ROJA

Tras haber sido amenazados el fin de semana a través del Centro de Respuesta Inmediata (Ceri), el Departamento de Rescate y la Cruz Roja reforzaron en Ciudad Juárez sus protocolos de seguridad para trabajar vigilados por la Secretaria de Seguridad Pública Municipal (SSPM) y el Centro Estatal de Seguridad (CES).

Además, desde ayer la Policía municipal se encarga de patrullar las estaciones donde laboran los paramédicos, informó Adrián Ramírez, jefe del Departamento de Rescate.

“El sábado tuvimos a las 19 horas aproximadamente, una llamada al 911 con una narrativa dirigida a los cuerpos de emergencia de la ciudad, la cuestión era que estaban amenazadas las ambulancias en caso de que se acercaran a eventos de alto impacto, los de lesión por arma de fuego”, dijo el comandante del departamento que cuenta actualmente con 54 elementos en Ciudad Juárez.

El comandante aseguró que Cruz Roja y Rescate van a seguir laborando y no van a detener el servicio de emergencia hacia la comunidad.

Aunque tras las amenazas recibidas, desde hace una década los cuerpos de emergencia ya mantenían un protocolo de seguridad al acercarse a una escena de alto impacto, esta vez se trabajará en binomio con las autoridades.

“Desde que se activa el servicio por arma de fuego, saldría una unidad de Rescate o Cruz Roja escoltada por una unidad de policía y una unidad de supervisión, o incluso otra ambulancia. Y también se incorpora la Policía Estatal”, informó Ramírez.

Explicó que una unidad de supervisión del mismo cuerpo de emergencias funciona como primer respondiente para que en caso de que no sea necesaria la atención médica de los paramédicos, se destine la ambulancia a otro servicio.

El resguardo policiaco, ya sea municipal o estatal, se dará a los paramédicos “desde que sale la ambulancia a la emergencia, atienden al lesionado y lo trasladan al hospital”.

Dijo que el fin de semana se atendieron bastantes hechos de alto impacto, por lo que no saben por cuál en específico se realizó la amenaza, y aunque pudo haber sido una broma, la seguridad de los paramédicos se tomará como algo muy serio, por lo que se reforzó el protocolo de seguridad.

“Se platicó con ellos, porque tenemos muchas generaciones nuevas de paramédicos, muchos vivimos la escena de 2009, 2010, 2011, ya somos veteranos en eso, sabemos cómo se trabaja en esas situaciones y en estos casos de estrés, pero también hay generaciones nuevas de paramédicos: he platicado con ellos y todos estamos en el mismo canal”, aseguró.

Por su parte el presidente municipal Armando Cabada Alvídrez reafirmó la seguridad ofrecida a los rescatistas, quienes sólo hacen su trabajo, destacó.

“Estamos muy atentos, cuando van y hacen alguna intervención que se pueda considerar riesgosa, se hacen acompañar por elementos de la Policía municipal, los estaremos acompañando, Ellos hacen su trabajo, no es otra cosa más que eso y estaremos acompañándolos con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal”, dijo el alcalde.

En Ciudad Juárez los cuerpos de emergencia habían sido amenazados en 2011, cuando una ambulancia de URGE que trasladaba a un herido de bala en el fraccionamiento Riberas del Bravo, fue interceptada por los sicarios para rematar a su víctima.

Después los amenazaban por la frecuencia policiaca, por lo que se implementó el protocolo de seguridad que consistía en no atender al herido hasta que la zona estaba segura, y había presencia policiaca.

Según datos del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (Ficosec), con 9.6 casos por cada 100 mil habitantes, la tasa de lesiones dolosas en Ciudad Juárez está por encima de los nueve casos a nivel nacional y de los 6.7 en el Estado.

De enero de 2015 a febrero pasado sumaron 7 mil 902 víctimas de lesiones dolosas, mil 750 de ellas en 2015, mil 588 en 2016, mil 860 en 2017, mil 948 en 2018 y 645 entre enero y abril de este año.

De acuerdo con el jefe de Rescate, el Departamento atiende en promedio de 20 a 25 casos al mes aproximadamente, además de los que atienden el resto de los cuerpos de emergencia.

Únicamente en abril, el Departamento realizó un total de 748 servicios de emergencia por diferentes causas, 263 a personas lesionadas por distintos motivos, 232 fueron a pacientes con alguna enfermedad, 83 salidas en falso, 40 defunciones, 24 capacitaciones, cinco casos de intoxicación por droga y 101 atenciones diversas.

Related posts

DEJENOS SU COMENTARIO