SE DEPRECIA 90% FLOTILLA DEL SENADO,,VENDERÁ 77 UNIDADES

Gastó 32.1 millones de pesos en 102 vehículos que, ahora, sólo alcanzan un valor de tres millones de pesos

En septiembre pasado, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, anunció que subastarían todos los automóviles de la Cámara alta, para generar ahorros.

El Senado vio diluirse en 90.6% la inversión que hizo con la compra de automóviles y camionetas en los últimos años, pues canalizó a ellas 32.1 millones de pesos, pero el valor actual depreciado de esa flotilla es ahora de sólo tres millones nueve mil pesos, entre ellas 71 unidades que tienen un valor depreciado de un peso y la camioneta de lujo que costó 894 mil pesos y ahora se depreció a 140 mil pesos.

De acuerdo con la relación pública de 102 automóviles y camionetas del Senado, de los cuales venderá 77 y se quedará con 25, el valor actual depreciado de todas esas unidades, entre ellas camionetas de lujo, es de tres millones nueve mil 701.81 pesos; es decir, a lo largo de los años perdieron 29 millones 154 mil 701.45 pesos de su valor de factura, lo que representa 90.6% de los 32 millones 164 mil 63.26 pesos que se invirtieron en ellos.

Las 25 unidades con las que se quedará el Senado tienen un valor depreciado de dos millones 934 mil 849.42 pesos.

Desde marzo pasado, el Senado entregó al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes toda la documentación de la flotilla de 77 camionetas y automóviles que le pidió subastar, a fin de recuperar algo de la inversión realizada en ellos.

La relación pública permite observar que el Senado venderá camionetas de lujo, como tres Highlander, dos Sienna, una Silverado, una Expedition, una Pilot, una X-Trail y una Sequoia, que a pesar de haber tenido un valor de factura superior a los 200 mil pesos, ahora tienen un valor actualizado depreciado de sólo un peso, como ocurre con sus dos viejas ambulancias, que en su momento costaron 405 mil pesos, pero que no las va a vender.

En el listado se puede apreciar que el Senado se quedará con 25 unidades, de las cuales 12 tienen un valor depreciado de sólo un peso y 13 más conservan algo de valor, como la lujosa camioneta Yukon GMC que compró en el año 2015, a petición del panista Jorge Luis Preciado, entonces presidente de la Junta de Coordinación Política, y que costó 894 mil 900 pesos, con lo cual se convirtió en la camioneta más cara que adquirió para uso del titular de un órgano de gobierno.

Esa costosa camioneta ahora tiene un valor depreciado de 140 mil 241.86 pesos.

El Senado se quedará con varias camionetas, pero la mayoría con capacidad para transportar varios pasajeros, como la Mercedes-Benz Sprinter Cargo Van, que es la única que tiene un valor depreciado considerable, de 717 mil 302.18 pesos; conservará también con una Nissan Urvan Larga, con valor depreciado de 331 mil 798.47 pesos, así como con tres Ford F150, con valor depreciado de 325 mil 73.32 pesos cada una.

También se quedará con una Toyota Corolla de 115 mil 36.41 pesos; otra Toyota Corolla de 101 mil 710.40 pesos; una Jeep Grand Cherokee de 141 mil 577.21 pesos y una Highlander de 98 mil 337.56 pesos.

Desde el 1 de septiembre del año pasado, cuando Morena asumió el control administrativo del Senado, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, ordenó sacar de circulación las 102 unidades propiedad del Senado y subastar la mayoría; sin embargo, todavía no se informa si ya fueron vendidas por el SAE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *