You are here

ADIÓS A LAS CÁMARAS EN SEMÁFOROS

Dentro de poco tiempo, las cámaras en los semáforos principales de El Paso –y el resto del estado– serán historia. Así lo decidieron funcionarios electos en la Sesión Legislativa Número 86 de Texas.

La iniciativa republicana, avalada por el gobernador, para quitar de las intersecciones de Texas todas las cámaras de los semáforos en rojo, está a poco de convertirse en ley.

El proyecto de ley 1631 de la Cámara de Representantes fue aprobado con una votación de 23 a 8. El Senado estatal luego la ratificó y envió la medida al escritorio del Greg Abbott.

En El Paso existen 32 cámaras en cruceros que se consideran peligrosos, tales como en la intersección de George Dieter y Gateway East –West, en Hawkins y en Mesa.

En septiembre del año pasado, la Asociación Municipal de Oficiales de Policía de El Paso, comentó que las cámaras en semáforos son una herramienta y funcionan en esta urbe, al evitar accidentes de tráfico.

“Como ciudadano y policía te puedo decir que yo no tengo ningún problema con las cámaras. Ya básicamente no ocurren accidentes fatales en las intersecciones porque la gente respeta estas cámaras y tienen miedo de una multa”, detalló entonces Ron Martin, presidente de la asociación.

Desde que la Ciudad de El Paso instaló cámaras en los semáforos en 2006, se han emitido alrededor de 300 mil multas, de las cuales poco más de 36 mil se registraron en 2017.

«Si se evitan algunos accidentes, pero también se provocan»,  dijo Héctor Reyes, residente del Centro de El Paso. «Cuando va uno circulando y ve el semáforo, piensa que va alcanzar a cruzar, pero por temor al ‘flashazo’, le frena uno y es cuando los demás carros le pueden pegar a uno por atrás», dijo.

«Así le pasó a mi hijo hace como dos años y su carro quedó hecho trizas», comentó.

El ser acreedor a una multa de tráfico en las cámaras de los cruceros pega en la cartera de los paseños de forma significativa debido a que el costo no es nada barato.

El costo de una multa es de 75 dólares, pero en caso de no ser pagada a tiempo se cobra una penalización de 25 dólares por mes. Es decir, si un ciudadano posterga el pago por alrededor de 2 meses, su deuda podría incrementar a 125 dólares.

Violan la Constitución

En el Senado se debatió el uso de las cámaras e incluso se llegó a señalar que la forma en la que operan caen en la ilegalidad.

“La instalación de las cámaras de los semáforos en rojo violan el derecho del debido proceso garantizado en el Artículo Primero de la Constitución de Texas”, aseguró Bob Hall, senador republicano de Edgewood.

Esto debido a que “al crear la presunción de que el propietario registrado del vehículo cometió una infracción cuando de hecho quizás no sea el caso”, se debatió.

Sin embargo, existen funcionarios municipales y oficiales de Policía que se oponen a la legislación, argumentando que las cámaras reducen los accidentes fatales y brindan ingresos a los centros de atención de salud y a los gobiernos locales.

El demócrata José Rodríguez, senador de Texas por El Paso, se pronunció en contra de la prohibición.

“Me opongo a una prohibición generalizada de las cámaras de luz roja, ya que se ha demostrado que reducen los accidentes mortales en forma de T en las intersecciones peligrosas”, declaró el senador en un comunicado.

El Instituto de Transporte de Texas A&M encontró que las cámaras de luz roja redujeron las colisiones generales en las intersecciones en un 33 por ciento.

El 50 por ciento del dinero de las multas se destina a la atención traumatológica estatal, lo que equivale a 16 millones de dólares, cifra registrada en 2018, informó Rodríguez.

“Entiendo las preocupaciones sobre el uso de cámaras para vigilar al público que está en la raíz de este proyecto de ley, pero creo que es una herramienta de política pública efectiva para reducir los accidentes”, agregó.

Perderían ingresos centros de traumatismo

También hubo discusión de las potenciales pérdidas en ingresos –particularmente de dólares que son destinados a los centros de atención al traumatismo–, dinero que proviene de las multas impuestas a los conductores que no respetan las luces en rojo, pero basándose en 25 estudios, sugieren lo contrario.

De acuerdo con funcionarios, en el año fiscal 2017, un total de 18.3 millones de dólares de las multas impuestas a conductores captados por las cámaras fueron destinados a los centros de atención al traumatismo de Texas.

La nota fiscal del proyecto de ley indica que si se eliminan las cámaras de los semáforos, habrá un recorte de 28 millones en fondos destinados a los centros de atención por el transcurso de los próximos dos años. 

Related posts

DEJENOS SU COMENTARIO