You are here

TEXAS DESREGULARIZA EL OFICIO DE PLOMERO

Los plomeros en Texas ya no estarán sujetos a las regulaciones estatales. Pronto, a menos de que el gobernador Greg Abbott o la Legislatura reviertan la situación, cualquiera podrá llamarse a sí mismo plomero sin completar certificaciones y la educación requeridas por la Junta Estatal de Examinadores de Plomería de Texas.

Esta semana se eliminó el código de plomería estatal, acción hecha por legisladores y la Junta, que es una agencia estatal que empleó a docenas de personas y generó 5.2 millones de dólares en ingresos en 2017.

Esa entidad es responsable de otorgar licencias a los plomeros y de hacer cumplir el código estatal de plomería. La agencia estaba preparada para lo que se conoce como el proceso de revisión por extinción.

“Para todos sale el sol, pero sí es lamentable que después de tanto tiempo, ya cuando uno tiene su negocio establecido y que le ha invertido por más de 12 años, ya cualquiera pueda dar un servicio de plomería”, dijo el plomero Alberto Díaz. 

Díaz comentó que contar con una regulación estatal controla la calidad en los servicios de plomería, y hace que la competencia en la ciudad sea ‘pareja’.

“Es como cuando uno compra un aparato, pero sin garantía, es lo mismo que va a pasar con la gente que no esté regulada”, comentó.

Díaz compartió que existe una demanda de plomeros en El Paso, ya que el trabajo ha aumentado en los últimos tres años con la expansión de vecindarios residenciales nuevos con un auge especial en el este del condado de El Paso.

De acuerdo con Better Business Bureau, en el Condado se registran 210 negocios de plomería, en los que se incluyen servicios de limpieza de drenaje, reparación de calentador de agua, renovación de plomería, mantenimiento a plomería comercial, aire acondicionado, entre otros.

Desaparecería agencia regulatoria

El código estatal de plomería dejará de existir a partir del 1 de septiembre, mientras que la agencia estatal –que contaba con 28 empleados en marzo–, tendrá un periodo de “reducción” para finalizar las operaciones en septiembre de 2020.

“La agencia ha experimentado un aumento en su población de licenciados de más de 5 mil personas desde el año fiscal 2015”, según datos de la página web de la Junta Estatal de Examinadores de Plomería de Texas.

Texas tiene aproximadamente 58 mil plomeros con licencia, pero el crecimiento de la población y las recurrentes tormentas severas, como el huracán Harvey y las inundaciones históricas en el centro de Texas, han impulsado la demanda de servicios de plomería más allá de la capacidad de la industria, informó un reporte de la Comisión Asesora Sunset.

“La dificultad para satisfacer la demanda de plomeros exacerba la escasez de viviendas asequibles y aumenta los costos de construcción, reparación y mantenimiento, todo lo cual afecta a los ciudadanos y la economía del estado”, se lee en el documento.

En última instancia, la comisión concluyó que los problemas serios y continuos del cambio de la junta de plomería ya no satisfacen las expectativas del Estado o las crecientes demandas de la industria.

“Se recomienda transferir la regulación de la plomería al Departamento de Licencias y Regulaciones de Texas (TDLR)”, informa el reporte.

Related posts

DEJENOS SU COMENTARIO