You are here

¡RESCATAN A RUBÍ!

Chihuahua— La niña Brenda Rubí Rubio Insunza, sustraída de su domicilio el pasado 10 de mayo por un hombre de origen hondureño, fue localizada a salvo en el estado de Tabasco el día de ayer. 

Sin embargo, su presunto raptor, Wilson Lenin Pacheco Barrera, logró escapar a Centroamérica, específicamente al país de Guatemala, se informó tras un operativo conjunto entre la Policía Federal y el Instituto Nacional de Migración (INM).

Fuentes de la Policía Federal informo que la menor fue encontrada en la comunidad de Tenosique de Pino Suárez, entre los límites de México y Guatemala acompañada del hondureño. Este último al ver la presencia de elementos de migración y federales, huyó cruzando la frontera, mientras que la menor se quedó en el lugar y fue asegurada cerca de la garita El Ceibo. 

Lo anterior se dio en punto de las 3:00 de la tarde, hora de Tabasco, 14:00 horas tiempo de Chihuahua. 

Tras ser rescatada, le menor fue identificada por los elementos de Policía Federan y INM mediante la fotografía que circuló a nivel nacional en la pesquisa de alerta Amber. 

Las dependencias federales informaron que la menor presenta un buen estado de salud y destacaron que las indagatorias sobre el presunto raptor llevó a las autoridades hasta el estado de Tabasco. 

No obstante el Instituto Nacional de Migración informó también de un operativo en el mismo estado por el que 110 inmigrantes fueron repatriados a Honduras, en el que se avistó a la niña a unos metros de cruzar al país centroamericano.

La menor que fue resguardada por elementos federales y puesta a disposición de la Fiscalía de Tabasco quienes se pusieron en contacto con las autoridades de Chihuahua. 

Se informó que la niña y Wilson Lenin viajaron a través de la red ferroviaria del país y estuvieron quedándose en Casas del Migrante en distintos estados del país. 

“Tenemos varios datos que corroborar, tenemos que platicar todavía con la jovencita, lo que sabemos es que estas personas estuvieron en varios estados; también sabemos que se estuvieron alojando en albergues para migrantes y que la vía o el medio de transporte que utilizaron fue el ferrocarril”, detallaron. 

Se espera que Rubí Rubio pueda volver el día de hoy a la ciudad de Chihuahua donde se encuentra su familia quienes llegaron al municipio hace más de un año desde Mazatlán, Sinaloa; sin embargo, se informó que en cuanto la menor arribe a esta ciudad se dará vista correspondiente a la Procuraduría de la Defensa de Niñas, Niños y Adolescentes del Desarrollo Integral de la Familia para que sean ellos quienes actúen en conformidad. 

Las indagatorias continuarán con el fin de poder detener al hondureño Wilson Lenin Pacheco, quien cuenta con antecedentes de violación y privación ilegal de la libertad de menores en su país, y de acuerdo con las autoridades policiales de Honduras es miembro de la pandilla Mara Salvatrucha.

Se dio a conocer que a través de las declaraciones de la menor robustecerán la investigación con el fin de poder llevar al presunto secuestrador ante la justicia. 

Descartaron que se trate de un grupo, pandilla o red delictiva la que esté detrás de la sustracción de la menor, ya que hasta el momento sólo se ha identificado la acción de este sujeto en particular. 

El pasado 10 de mayo Brenda Rubí Rubio Insunza desapareció luego de que ella y el hombre de origen hondureño salieron a comprar comida juntos en la colonia Punta Oriente, sin embargo la niña no regresó. 

Wilson, quien se hacía llamar Érick Barrera, había permanecido algunos meses en la ciudad de Chihuahua, específicamente habitaba una casa abandonada en la citada colonia al igual que los padres de Rubí, de quienes ganó su confianza a través de regalos y ayudándolos en con distintas tareas en su domicilio. 

Previo a la sustracción de la niña Wilson les habría regalado un teléfono celular a la madre de la menor. No obstante pasada la noche del 10 de mayo, al día siguiente de no saber del paradero la mujer presentó una denuncia en la Fiscalía General del Estado. 

El domingo 12 de mayo familia y vecinos se manifestaron en el sur de la ciudad con el fin de pedir a la población su ayuda para la localización de la niña. 

Luego de la denuncia se activó el protocolo Alba a nivel nacional y según distintas denuncias habrían sido vistos en las vías del tren. 

Tras 26 días de esta sustracción el día de ayer terminó la angustia para la familia de Rubí, que había dado seguimiento puntual al caso con la menor encontrada con buen estado de salud. 

Related posts

DEJENOS SU COMENTARIO