You are here

VEREDICTO POR HOMICIDIO DE DJ SIGUE EN SUSPENSO

Tras más de dos horas de liberaciones, ayer por la tarde quedó en suspenso el veredicto de la presunta culpabilidad o inocencia de Leonel Hernández, acusado de asesinar de un disparo a un DJ paseño en 2016.

Luego de escuchar los argumentos finales tanto de la fiscalía como de la defensa, el juez Marcos Lizárraga pidió al jurado comenzar con la deliberación, pero al no poder llegar a un veredicto el juez decidió ‘secuestrarlos’.

Esto debido a que una vez que el jurado comienza a deliberar no pueden separarse hasta que alcancen un acuerdo o el juez decida anular el juicio por falta de veredicto, por lo que la tarde del martes, Lizárraga ordenó aislar a los jurados en un hotel cercano a la Corte del Condado, para que hoy puedan continuar con la deliberación. 

Hernández de 32 años, enfrenta un cargo por la muerte de Richard Madrigal, quien fue encontrado muerto el 12 de junio de 2016 al interior de su apartamento ubicado en el 4111 Westcity Court, en el Oeste de El Paso. 

En duda

El futuro del acusado depende de si la defensa pudo convencer al jurado de que Hernández no fue quien disparó contra Madrigal de 33 años, sino que fue Marinda Palacios, quien se encontraba en el apartamento al momento del homicidio.

De acuerdo con evidencia presentada durante cinco días, Palacios a pesar de estar casada con Jorge Palacios, sostenía una relación sentimental con Hernández y con la víctima.

William Cox, abogado defensor, aseguró que Palacios es la verdadera asesina, pero que la fiscalía le ofreció “inmunidad” a cambio de su testimonio y ahora necesitan un culpable por eso están tras su cliente. 

“El Estado de Texas le dio inmunidad a la persona que probablemente jaló el gatillo”, dijo Cox, haciendo referencia a que de acuerdo con el testimonio de Louis Akin, experto forense que se dedica a recrear escenas del crimen, Hernández no pudo haber disparado contra la víctima por la posición en la que el cuerpo quedó en el lugar.

El hombre aseguró que el disparó vino desde el pasillo, es decir, a espaldas de la víctima y no de frente, donde presuntamente Hernández estaba parado. 

Pero la fiscalía tachó a Akin de mentiroso asegurando que el experto mintió en 2017 en un juicio en una corte de Missouri, el cual terminó beneficiando a la defensa, por lo que aseguran que la teoría de Akin no es confiable y que fue Hernández quien disparó contra Madrigal por celos, ya que de acuerdo con unos mensajes presentados ante el jurado, éste “presentía” que Palacios estaba saliendo con alguien más. 

“Miranda no tenía ningún motivo para dispararle a Madrigal”, aseguró la fiscal Stacy Scofield. 

La deliberación continuará hoy en la Corte del Distrito 168 del Condado de El Paso y en caso de ser encontrado culpable, Hernández enfrentaría una sentencia de hasta 99 años en prisión.

Related posts

DEJENOS SU COMENTARIO